El Clan somos jóvenes de entre 17 y 21 años, que nos juntamos todos los sábados para disfrutar nuestro tiempo libre dentro del grupo scout. Los principios y objetivos que compartimos son los que parten de nuestra Ley y Promesa Scout, que es común a todos los scouts del mundo.

La principales características que diferencian al clan de las demás secciones son la proyección social de nuestra manera de entender el escultismo y la búsqueda del camino personal. Vivimos en una sociedad que tiene cosas que nos gustan y otras que no. Pero no somos meros espectadores sino parte de ella, y por ellos queremos aportar nuestras ideas y nuestro tiempo en mejorarla en lo que nos sea posible. Todos nosotros, dentro lo que nos diferencia, compartimos una visión común de lo que es bueno. Y trabajamos juntos para avanzar en esa dirección. El lema del Clan, servir.

Pero dentro de esa sociedad y del proyecto común que compartimos, nos llega el momento de ser adultos y elegir nuestro camino. Tenemos que empezar a tomar decisiones importantes: seguir estudiando o empezar a trabajar, nuestras primeras elecciones,… Nuestro objetivo no puede seguir siendo la unidad como en la sección esculta, sino que apoyados por los demás es el momento de que decidamos qué futuro queremos para cada uno. Los dos principales símbolos del clan son la horquilla y la canoa. Una horquilla, un bastón que se bifurca en su final, simboliza la toma de decisiones, cada extremo una de las dos opciones. La canoa es nuestra vida, que cada uno debemos remar solos, aunque durante un tiempo mayor o menor compartamos una parte del río.