El escultismo comenzó hace ya 100 años con la intención de ser un movimiento educativo para niños y jóvenes. Y no un espacio en el que aprender algo a partir de lecciones, sino de la propia experiencia: mediante el juego, la convivencia o compartir retos. Eso nos convierte en complementarios con la educación formal: el colegio, el instituto o la universidad.

A lo largo de todo este tiempo hemos ido desarrollando un método y un programa educativo, y lo hemos ido adaptando a la sociedad y las necesidades educativas de cada momento. Esto es lo que hace que un grupo scout sea un espacio único. Desde los 6 a los 21 años, mediante actividades progresivas que van dando poco a poco responsabilidad a cada uno, los scouts van aprendiendo distintos valores.

Aquí podéis encontrar explicado en unas pocas páginas y de forma muy resumida en qué consiste nuestro programa educativo:

  • Cómo enseñamos: nuestro método scout, y una parte muy especial de éste como son nuestra ley y nuestra promesa.
  • Qué enseñamos: nuestros ámbitos educativos.
  • Las distintas secciones y nuestro programa de grupo: porque no necesitan los mismos retos ni motivan las mismas actividades a niños de 6 años que a jóvenes de 20.