En un grupo Scout los chavales aprenden mientras juegan. Y aprenden muchas cosas: a respetarse, a mejorar su entorno, a valorar y apreciar las diferencias o a cuidar su salud. Todo ese aprendizaje debe ser progresivo, diferente a cada edad, pero continuo y organizado a pesar de que los Scouters (así nos llamamos los monitores scouts) cambien con el tiempo.

Somos voluntarios y nosotros mismos organizamos nuestras actividades, pero esto no implica improvisación. Cada grupo posee una serie de documentos en los que recoge los contenidos educativos que intenta que aprendan los chavales de cada edad que se clasifican en:

[notification type=”notification_info_tiny”]

  • Conceptos: información valiosa para que el scout se desarrolle de manera correcta; lo que deben saber, por ejemplo, conocer los distintos alimentos y por qué son todos importantes.
  • Habilidades: destrezas, estrategias, técnicas a aprender y poner en práctica; lo que deben saber hacer, siguiendo con el ejemplo anterior, cómo se prepara un menú equilibrado y sano.
  • Actitudes: conductas observables que forman parte de los rasgos definitorios de la personalidad, que se construyen a partir de la interiorización de valores y normas; cómo deben ser, acabando el ejemplo, sentir que es importante comer de todo y de forma moderada y desear mantenerse sano.[/notification]

Todos estos contenidos, se distribuyen en bloques, que son los ámbitos educativos:

[notification type=”notification_info_tiny”]

  • Educación en valores
  • Educación para la paz y el desarrollo
  • Educación para la salud
  • Educación para la igualdad de oportunidades, la integración y la inserción laboral de los jóvenes
  • Educación ambiental
  • Educación en la espiritualidad
  • Educación en el consumo responsable y uso adecuado de las nuevas tecnologías
    Educación vial[/notification]

Si te interesa saber más sobre nuestros contenidos  [button type=”simple_button_link” url=”http://kimball.exploradoresdemadrid.org/conocenos/” target=”” ]más info …[/button]